Luis Abinader feo para la foto si no se retracta con el traspaso de Punta Catalina a sus amigos empresarios