Ultimo momento

Gobernador de la Florida aprueba Ley para poder sancionar a las empresas detrás de las redes sociales, tras estas censurar la verdad sobre la pandemia del C19, redes como Facebook y Twitter pueden ser multadas hasta con 250 mil dólares

Parado en un atril con el letrero: “alto a la censura de las redes sociales” el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, aprobó el lunes una ley que busca sancionar a las plataformas que eliminan ideas conservadoras de sus sitios.

La nueva ley permite que el estado multe a las grandes empresas de redes sociales con 250,000 dólares al día si eliminan una cuenta de un candidato político a nivel estatal y con 25 mil dólares al día si eliminan una cuenta de alguien que se postula a nivel local. La ley entra en vigor el 1 de julio.

DeSantis denunció que las redes sociales eliminan cuentas simplemente porque no están de acuerdo con el contenido. Los republicanos han culpado a empresas como Twitter y Facebook de censurar las ideas conservadoras. DeSantis mencionó particularmente cuando eliminaron la cuenta de Twitter del entonces presidente Donald Trump pero no la del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei

“Cuando sacas de la plataforma al presidente de Estados Unidos, pero permites que el ayatolá Jamenei hable de matar a judíos, eso está mal”, dijo DeSantis ante un estruendoso aplauso en la ceremonia de firma en la Universidad Internacional de Florida en Miami.

La ley le dará autoridad al fiscal general de Florida para demandar a las empresas bajo la ley de Prácticas Comerciales Engañosas e Injustas. También permitirá que residentes del estado demanden a empresas de redes sociales si sienten que fueron tratados injustamente.

El objetivo de la ley son las redes sociales que tienen más de 100 millones de usuarios al mes, que incluye a los gigantes digitales como Twitter y Facebook. Sin embargo, los legisladores hicieron una excepción para Disney y sus apps, al indicar que los propietarios de parques temáticos no estarán sujetos a la ley.

Los demócratas se opusieron a la ley y defendieron el derecho de las empresas de redes sociales, como entidades privadas, de controlar el flujo de información en sus plataformas.

Pero los críticos de la industria tecnológica dicen que la legislación es inconstitucional, preparando el terreno para una batalla judicial sobre dicha ley.

En declaraciones públicas, el lunes, DeSantis culpó a un «consejo de censores» en Silicon Valley por acallar el debate sobre las cuarentenas por el C19 y los orígenes de la enfermedad.

«Yo diría que esos confinamientos han arruinado la vida de millones de personas en todo el país», dijo DeSantis. «¿No habría sido bueno tener un debate completo sobre eso en nuestra plaza pública? Pero eso no era lo que Silicon Valley quería hacer».

No hay comentarios.