Ticker

6/recent/ticker-posts

Cónsul en Nueva York designado por Luis Abinader que intentó implementar impuestos en las remesas también fue acusado por el PEPCA de estafar con 500 millones al estado dominicano en el gobierno de Hipólito Mejía durante la distribución de los invernaderos

El actual cónsul dominicano en Nueva York, Eligio Jáquez, cuenta con un patrimonio total de unos RD$177 millones, según su reciente declaración jurada depositada en la Cámara de Cuentas.

El diplomático declaró acciones en la empresa COBBCaribe y en el periódico El Nuevo Diario por un valor conjunto de RD$3,105,000 millones.

Además, un apartamento valorado en RD$11 millones, y dos fincas, una de RD$11 millones y otra de RD$36.7 millones.

También, una yipeta Chevrolet Tahoe, del 2015, valorada en US$35 mil, y otra yipeta Kia Sorento, del 2014, valorada en US$15 mil.

En el documento también reportó muebles del hogar por RD$3.5 millones, electrodomésticos por RD$750 mil y una pistola semiautomática por RD$250 mil.

El también ingeniero agrónomo reportó la posesión de RD$91.9 millones en herramientas y máquinas, una cría de 240 pavos valorada en RD$480,000, otras 300 gallinas de guinea por RD$75,000, unos 100,000 pollos con fines comerciales por RD$11.2 millones y 5,500 matas de mango en producción con un valor de RD$550,000.

Igualmente, declaró tres cuentas en distintos bancos, una de ahorro y dos corrientes, en las que hay distribuidos RD$1,064,177.36 y US$24,060.

El cónsul además reportó US$10 mil en joyas y relojes.

Por concepto de salarios mensuales, consignó US$2,500 por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores y RD$183 mil de COBBCaribe.

Jáquez fue ministro de Agricultura en el gobierno de Hipólito Mejía (2000-2004), es vicepresidente del oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) y asumió el puesto de cónsul en Nueva York en agosto pasado.

La Procuraduría General en el gobierno de Leonel Fernandez formalizo la acusación contra 18 ex funcionarios, entre ellos  el ex secretario de Agricultura Eligio Jáquez, por supuestas irregularidades cometidas en la asignación de invernaderos que fueron comprados por la administración del ex presidente Hipólito Mejía.

El grupo de 18 acusados que encabeza Jáquez fue imputado de prevaricación, desfalco de RD$500 millones, asociación de malhechores, estafa calificada y abuso de confianza.

Esos delitos están previstos en los artículos 166, 167, 170, 171, 172, 174, 265, 266, 405 y 408 del Código Penal y el artículo 102 de la Constitución.

PEPCA solicitó juicio contra Jáquez y uno de sus hermanos, así como otras 16 personas, entre ellas, ex funcionarios del gobierno de Hipolito Mejia en una instancia depositada por ante la jueza interina de la oficina coordinadora de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional, Natividad de los Santos.

Se imputaron a los ex funcionarios irregularidades en la distribución y asignación de invernaderos relativos al Programa de Mercados Frigoríficos e Invernaderos (PROMEFRIN), en ese entonces la secretaría de Agricultura en coordinación con el Banco Agrícola de la República Dominicana y el Deutsche Bank de España.

La instancia incluye además de Jáquez, a su hermano Epifanio, el también ex secretario de Agricultura, José Antonio Fabelo Molina; Ramón Osiris Polanco, ex embajador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU); Sergio Uribe Castro, subsecretario de Agricultura, y director del proyecto de Mercados Frigoríficos e Invernaderos (Promefrin) y los hermanos Andrés, Fausto Porfirio y José Rafael Escarramán Hernández.

Además Manuel Augusto Santana, Leovigildo Bello Guerrero, Julián Abreu Peña, Julio Alejandro Trinidad Cruz, José Daniel del Rosario Valdez, José Sánchez Reyna, Francisco Alberto Collado Hernández, Juan Ramón Peguero Franco, Regino Valera de los Santos y Leonardo Francisco Sosa.

La acusación afirma que la investigación indica que por lo menos 51 invernaderos de los 191 fueron adjudicados  de manera «viciada y la misma ha sido proporcionada o procurada a través del tráfico de influencias  y su asignación ha sido obtenida aprovechando la condición de funcionario público o en ocasión de una función pública, o por intermedio de un allegado suyo que ocupaba función pública». La acusación establece que Jaquez, en su condición de secretario de Agricultura, inició y concibió el proyecto de instalación y levantamiento de los invernaderos sin realizar estudios de factibilidad, establecer con anterioridad quiénes serían los beneficiarios, los lugares o territorios donde serían instalados.

Además que supuestamente procuró y concretó la asignación de un invernadero a favor de su hermano Efigenio Jáquez Cruz, asimismo de asociarse en un concierto de voluntades a otros funcionarios durante su gestión en una «asociación ilícita a través del cual procuró, entregó y aprobó» a allegados la asignación de invernaderos.

Entre los allegados beneficiados se señala a Andrés Escarramán Hernández, quien era subsecretario de Medio Ambiente, Fausto  Escarramán Hernández, ayudante civil del Presidente de Hipolito Mejia, José Rafael Escarramán Hernández, asistente administrativo de la secretaría de Medio Ambiente y hermano de los anteriores. También a Leovigildo Bello Guerrero, Ex-gobernador de San José de Ocoa, Regino Valera de los Santos, empleado de una empresa propiedad del ex presidente Hipólito Mejía y empleado de la secretaría de Agricultura, como instructor de PROMEFRIN.

Los funcionarios que procuraron y obtuvieron la asignación de los invernaderos recibieron los materiales destinados a la instalación, sino que «procuraron y lograron retirar de los almacenes de la secretaría de Estado de Agricultura, una cantidad adicional de materiales», con el propósito de tenerlos como piezas de repuesto.

Según el expediente en la construcción de los invernaderos se estableció que por cada metro cuadrado se haría una inversión de US$37.

Cada invernadero tiene ocho tareas, que son más de cuatro mil metros cuadrados y una empresa muy importante de origen israelí que maneja asuntos de instalación y construcción de invernaderos determinó que la inversión por metro cuadrado es de aproximadamente unos US$10 o US$12, sin embargo en los que preparó, levantó y construyó la secretaría de Agricultura se gastaron US$37, es decir la inversión se duplicó por cada metro cuadrado.

Publicar un comentario

0 Comentarios