Ultimo momento

ALGO NO ANDA BIEN: Involucrados en caso Coral se salen con la suya audiencia quedó suspendida sin fecha del conocimiento de medida de coerción

Luego de varios intentos por parte de los abogados de los implicados en el caso Coral para lograr el aplazamiento de la medida de coerción y que este le fuera negado, la defensa optó por recusar a la jueza Kenya Romero, situación por la que la audiencia quedó suspendida sin fecha y se remitirá a la Corte de Apelación del Distrito Nacional.

Félix Portes, abogado de la defensa de Rafael Núñez de Aza, intentó desde el inicio, que se pospusiera el conocimiento de la medida explicando que aún no estaban preparados para defender a su cliente, solicitud a la que el Ministerio Público se opuso, alegando que no es razonable otro aplazamiento y pidió que el mismo sea rechazado.

El tribunal acogió el pedimento del Ministerio Público y continuó pero la renuencia de la defensa los llevó presentar un recurso de oposición, que al ser negado, incentivó a Portes a recusar a la magistrada argumentando que no era imparcial.

A su salida de Sala de Audiencias del Primer Tribunal Colegiado, la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso, aseguró que la recusación a Romero es una “medida desesperada” por parte de los abogados que no tenían argumentos ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público.

Reynoso indicó también que tienen evidencias de que los acusados estaban obstruyendo las investigaciones cuando aún se encontraban en libertad.

Sobre la posible implicación y arresto de otros miembros del ejército, la procuradora adjunta expresó que para proteger la investigación no se ventilarán detalles pero que la misma continúa en proceso.

Desde las 10 de la mañana de este viernes, el ambiente en las afueras de la Sala de Audiencias transcurrió de forma tranquila, con la presencia un fuerte dispositivo de seguridad que acordonaba el área para evitar el acercamiento a los imputados.

Fue el miércoles pasado cuando por primera vez el Ministerio Público, los acusados y la defensoría de estos se encontraron en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, con el fin de conocer la medida de coerción pero la misma fue pospuesta para hoy a petición de los abogados.

ACUSACIONES

Según el expediente acusatorio depositado por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), el cual consta de 195 páginas, el mayor general Adán Cáceres Silvestre, utilizaba testaferros y prestanombres para lavar dinero público.

Los apresados  son el mayor Adán Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán Sánchez, Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la pastora), Rafael Núñez de Aza y Raúl Alejandro Girón Jiménez, a quienes el PEPCA les acusa de asociación de malhechores, estafa contra al Estado dominicano, falsificación de documentos, lavado de activos entre otros cargos.

La Procuraduría ha informado que el día 24 de abril, cuando se ejecutaron 27 allanamientos simultáneos en el Distrito Nacional y las provincias Santo Domingo, San Pedro de Macorís, Monte Plata y Samaná, como parte de la “Operación Coral”, se incautaron bienes millonarios.

La solicitud de medida de coerción depositada en la Oficina de Atención Permanente del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva,  propone un año de prisión preventiva la declaración de caso complejo.

No hay comentarios.