Ultimo momento

Wikileaks: Empresarios dijeron a EE.UU que si ganaba el PRD en el 2004 habría guerra


SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El cable número 15462 enviado el 29 de marzo de 2004 por la Embajada de EEUU en Santo Domingo a Washington afirma que “empresarios” dijeron al entonces embajador Hans Hertell que si Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ganaba las elecciones ese año habría una guerra civil.

Al mismo tiempo calificó de paranoico al entonces senador del Distrito Nacional, José Tomás Pérez, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En esos momentos gobernaba el PRD con el presidente Hipólito Mejía, que buscaba la reelección en los comicios de mayo, pero resultó derrotado por el entonces opositor PLD, que llevaba como candidato a Leonel Fernández Reyna.

En un mensaje que forma parte del conjunto de cables que el sitio de Internet Wikileaks cedió a Grupo SIN se lee el siguiente comentario:

“Sensitivo”. “El mensaje que la embajada en Santo Domingo ha estado recibiendo con mayor fuerza sobre las elecciones del 16 de mayo es el de un dominante pero impreciso temor del proceso en sí”.

“Por ejemplo: Empresarios influyentes y sofisticados le dijeron al embajador, aparentemente con toda sinceridad,  que si el gobernante PRD gana estas elecciones, “habrá una guerra civil”.

“Los líderes provinciales del PLD hablan con gran ansiedad sobre los alegatos de que el sector de Mejía está distribuyendo armas entre los miembros de su partido para que estos perturben el trabajo en los centros de votación que les son favorables al PLD”.

“El embajador y el personal de la embajada les han asegurado consistentemente a los dominicanos que tenemos una serena confianza en que las elecciones serán libres, justas y transparentes”

“La semana pasada, un alto funcionario del PRSC en Barahona se pronunció repetidamente sobre su preocupación de que la JCE creara centros de votación “fantasmas”, “diez o más en cada provincia, para darle al PRD el margen para que las elecciones fueran a una segunda ronda”.

Las ideas “paranoicas” de José Tomás Pérez

El cable de la Embajada de EE.UU también acusa al entonces senador José Tomás Pérez de “paranoico”, por externar su convicción de que supuestamente el PRD utilizaría su mayoría en el Congreso Nacional para cancelar la celebración de las elecciones o posponerlas, y establecer un gobierno interino favorable a sus intereses.

También comenta que el presidente del PRD, Vicente Sánchez Baret, se había quejado formalmente ante la Junta Central Electoral (JCE), tratando de bloquear al PLD para que no estableciera su propia red computarizada paralelamente con la de la JCE.

El alegato de Sánchez Baret era que el plan del PLD para recabar y anunciar resultados provisionales antes que la JCE sería una amenaza al orden público.

EE.UU confiaba en la JCE

Luego de comentar los temores e ideas de José Tomás Pérez y Vicente Sánchez Baret, entre otros, el mensaje de la Embajada de EE.UU en Santo Domingo expone:

“Y sin embargo, la JCE utilizará una versión mejorada de los reglamentos para elecciones que funcionó con éxito en 1996 y 2000; representantes de cada partido estarán presentes en cada centro de votación y certificarán las boletas; Participación Ciudadana, ONG local, ha estado entrenando y seleccionando observadores para cada centro de votación; los observadores de la OEA para las eleccionesl financiados por Estados Unidos,  Canadá y – probablemente — la Unión Europea, serán acreditados para que circulen libremente para monitorear el proceso; unos 40,000 miembros del ejército y la Policía proveerán seguridad, de acuerdo a un entrenamiento específico; y el presidente Mejía le ordenó a los jefes militares que permitan que el Agregado de la Defensa de la embajada observe “todo lo que desee”.

Resalta que la JCE firmó un contrato con una compañía estadounidense para que revisara de manera aleatoria el 10 por ciento del padrón electoral para evaluar si los archivos, que llevaban tiempo sin corregirse, mostraban alguna parcialidad partidista sistémica.

“El embajador y el personal de la embajada les han asegurado consistentemente a los dominicanos que tenemos una serena confianza en que las elecciones serán libres, justas y transparentes.  Pero la persistente interrogante de parte de nuestros interlocutores ha sido, “¿Pero y si no lo son? ¿Qué harán ustedes al respecto?”, comenta el cable.


No hay comentarios.