Ultimo momento

Acusados fraude BANINTER están en libertad disfrutando sus millones mientras el pueblo esta condenado a pagar la deuda que hoy en día va por mas de RD$54,000 millones

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El movimiento cívico Participación Ciudadana declaró que a doce años de la quiebra fraudulenta del Banco Intercontinental (BANINTER) persisten los efectos de la crisis que provocó y los costos que ha tenido pagar el pueblo dominicano continúan aumentando.

Sostuvo que la  explosión económica y social  que significó  el fraude  de Baninter, el más  grande del mundo  en términos  del tamaño  de la economía, sigue  teniendo repercusiones económicas, sociales e institucionales, y la deuda cuasifiscal que se generó a raíz del este hecho  crece como bola de nieve.

PC recordó que en un fascículo que publicó en el año 2005, titulado Cuestiones que debemos conocer y no olvidar sobre los fraudes bancarios, indicó que como efecto del fraude “el salario real cayó estrepitosamente, el desempleo se incrementó, más de un millón de dominicanos que ya habían superado su nivel de pobreza volvieron a caer en esa situación y muchos otros se acercaron”.

“A doce años  de  conocerse la magnitud del fraude, lo que constituye para el país como un día  de luto nacional, sólo por certificados financieros del Banco Central ahora el Estado debe casi RD$370 mil millones, además de lo que ha pagado. En aquel año,  los intereses pagados por el Banco Central apenas eran RD$12,404 millones, mientras hoy superan los RD$54,000 millones”

Agregó que entonces expuso que “como consecuencia de haber convertido una deuda particular en deuda colectiva, la única vía, económicamente sana, de resolver el problema, era destinar recursos tributarios para cubrir parte de los intereses anuales que generan los Certificados del Banco Central y comenzar la amortización paulatina de los mismos”.

Recordó que entonces advertía que eso significaba que el Gobierno Central tendría que desprenderse de recursos que podría dedicar a la educación, a la salud, a la seguridad social o a planes de viviendas para pobres.

Lamentó que esa posibilidad se ha convertido en algo casi inalcanzable debido a que, a pesar de que después se aprobó una ley para la recapitalización del Banco Central y de que ya el Gobierno le ha entregado más de 126 mil millones de pesos en efectivo y 132 mil millones en bonos, doce años después la deuda lo que ha hecho es seguir creciendo y todavía no se ve forma de que pare su crecimiento.

“Fuera de que la magnitud de la deuda asumida por el Estado siempre fue excesivamente alta para el nivel de los impuestos que recauda, la realidad es que el Banco Central paga intereses anormalmente elevados. En esos doce años transcurridos,  el Banco Central ha pagado intereses a los tenedores de sus certificados y otras modalidades de deuda, por casi 420 mil millones de pesos, de modo que, por mucho que el gobierno le aportara, es casi imposible para el contribuyente dominicano asumir ese costo”, precisó.

Subrayó que sólo en 2014 el Banco Central pagó de intereses más de RD$54,000 millones  de pesos, suma excesivamente alta si se toma en cuenta que el gobierno solo destinó unos RD$52,000 millones a la salud pública y apenas RD$10,000 millones a la seguridad ciudadana.

Participación  Ciudadana deploró  que  a  12  años  del destape de la crisis de Baninter, la situación por la que  atraviesa el país  en materia  financiera  e institucional es, a juicio de la entidad, todavía más grave.

“A doce años  de  conocerse la magnitud del fraude, lo que constituye para el país como un día  de luto nacional, sólo por certificados financieros del Banco Central ahora el Estado debe casi RD$370 mil millones, además de lo que ha pagado. En aquel año,  los intereses pagados por el Banco Central apenas eran RD$12,404 millones, mientras hoy superan los RD$54,000 millones”, advirtió.

Explicó que para el 2015, el panorama  del pago  de los intereses  será  similar o más alto, lo que constituye una  verdadera sangría financiera  para una sociedad  que  es pobre y que tiene que  dedicar  entre 1.4% al 1.8 del PIB, sólo  a intereses  de los certificados y la deuda crece y pende como la espada de Damocles sobre  el cuerpo social, sobre todo el tejido  de la sociedad dominicana.


No hay comentarios.