Ultimo momento

Un procurador que interviene teléfonos de jueces y abogados es un peligro para la democracia

SANTO DOMINGO.- Ser Procurador General de un país se resume en defender los intereses públicos y los derechos de los ciudadanos. En República Dominicana tenemos a Jean Alain Rodríguez, quien ha brillado por hacer todo lo contrario, desde intervenirle el teléfono a una Jueza de la Suprema Corte de Justicia hasta intervenirle el teléfono a un abogado parte de la defensa de un imputado en el caso Odebrecht.

Esto crea un precedente muy peligroso para nuestra débil democracia, ya que en resumidas cuentas, la Procuraduría a cualquier persona puede hacerle un expediente, violarle la privacidad, la intimidad y la seguridad, e intervenirle los teléfonos sin ningún tipo de apego a ley ni consecuencias.

La intervención del teléfono de la Magistrada Miriam Germán Brito se hizo de una manera nebulosa y violatoria de la ley, dentro de cuestionamientos hechos por el propio Procurador cuando siendo parte del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) la atacó de una forma que violó al reglamento del mismo, relacionándola con un hecho criminoso para justificar la intervención telefónica, la cual de todos modos fue ilegal. Sin embargo no hubo consecuencias para el Procurador y logró su objetivo, sacar a la Jueza Miriam Germán de la SCJ, donde la misma planeaba quedarse.


En el caso de la intervención telefónica al abogado que ha admitido la propia Procuraduría, es una inadmisible violación de la confidencialidad Abogado-Cliente y una grosera violación al derecho de defensa. Al parecer Jean Alain no fue a esa clase cuando estudió derecho, quizás fue pero se le olvidó esa parte de la ley, o probablemente no le importa que exista.

Si a una figura tan solemne como una Jueza de la Suprema Corte de Justicia el Procurador le interviene el teléfono ilegalmente sin consecuencias, si a un abogado le hace lo mismo, ¿qué sería de un simple ciudadano?

Diversas personalidades han manifestado su preocupación ante semejante comportamiento «autoritario»:


No comments